Background

El poder de las
patatas nativas

photography Jim Richardson

Una alimentación saludable y la revalorización de los alimentos originales son temas candentes en la actualidad. Stef de Haan, agroecólogo del Centro de la Patata Internacional CIP en Lima, es un entusiasta de las variedades de patatas nativas que descubre y examina en Perú, cuna de la patata. Una gran cantidad de misterio y tradición rodea a estas variedades nativas. Pero, ¿puede este "oro real" de los Incas realmente ayudarnos a estar más sanos?

El poder de la patata de Perú

Perú, un país que ha cultivado patatas durante casi 7.000 años, se jacta de tener más de 4.500 variedades de la verdura favorita en el mundo, la patata. Este tubérculo está disponible en todas las formas, colores y tamaños. No son solo agradables a la vista, también tienen hasta 5 veces más vitaminas, caroteno, zinc y antioxidantes que las patatas normales. Los rasgos notables de estas patatas nativas son una fuente valiosa para desarrollar patatas más resistentes y nutritivas. De hecho, abren un nuevo mundo de posibilidades en la lucha contra la pobreza y la malnutrición, y para garantizar el suministro de alimentos en el mundo. Esto es exactamente lo que el Centro de la patata internacional CIP se esfuerza en conseguir.

No son solo agradables a la vista, también tienen hasta 5 veces más vitaminas, caroteno, zinc y antioxidantes que las patatas normales.

Lucha contra los problemas mundiales de alimentos

"En el CIP conservamos variedades de patata, sostenemos sus recursos genéticos para que podamos guardarlos para el futuro y los utilizamos para desarrollar variedades más fuertes", comenta Stef de Haan. "Nuestra investigación agrícola y científica tiene como objetivo mejorar la vida de los que viven en circunstancias menos afortunadas". Algunos de los programas en los que CIP trabaja:

  • En África, la ceguera nocturna se produce a menudo. El CIP introdujo una batata de pulpa anaranjada con un alto nivel de caroteno para ayudar a combatir este problema.
  • En Asia, el CIP está trabajando en el desarrollo de una patata ágil que madura rápidamente. Los agricultores pueden sembrar esta patata en invierno entre dos cosechas de arroz y se benefician de una fuente adicional de ingresos.
  • En las regiones costeras y montañosas, los cambios climáticos amenazan la agricultura. Los pequeños agricultores que viven allí a menudo dependen de sus cosechas para sobrevivir. El CIP les ayuda a ser más resistentes a las tendencias climáticas y a los choques.

Viejos conocimientos y nueva ciencia

Parece una pena que el mundo solo conozca un puñado de variedades de patata, mientras que hay mucho potencial en esta amplia gama de variedades nativas. "Se necesita mucho esfuerzo para encontrarlas, explica Stef de Haan. "Los agricultores que las cultivan viven en zonas remotas y de difícil acceso. Cuando encontramos "nuevas" variedades, trabajamos con los agricultores para obtener su conocimiento de la variedad, sus características y sus métodos de cultivo. Descubrimos que tradicionalmente las mujeres saben mucho sobre el origen de las variedades, sus beneficios nutricionales y su uso medicinal. Finalmente examinamos a fondo las patatas en nuestro laboratorio para descubrir las cosas que no se pueden ver con los ojos. Cuando decidimos cruzarlas, nos lleva de 8 a 10 años obtener resultados. Así que es justo decir que todo el proceso toma tiempo. Pero estoy convencido de que un viejo conocimiento con una nueva ciencia tienen un gran potencial en lo que respecta a la mejora de los cultivos y a la futura adaptación humana a los ambientes cambiantes y decesos".

Stef de Haan (on the left) in Peru
Stef de Haan (on the left) in Peru

HZPC y la distribución de beneficios

HZPC apoya al CIP en un programa para la distribución de beneficios. La distribución de beneficios significa que los agricultores que cultivan cultivos nativos se benefician más de sus esfuerzos. Si no fuera por estos agricultores no podríamos disfrutar de cosas como la patata, el café o el cacao. Ellos dieron origen a nuestra comida. Sin embargo, en el caso de la patata, la mayoría de estos agricultores viven en la pobreza y trabajan en condiciones muy duras.

Los gobiernos reconocieron que los agricultores custodios desempeñan un papel importante en la preservación de especies nativas y la biodiversidad. Decidieron que los agricultores merecen más reconocimiento por su trabajo y crearon un fondo internacional para la distribución de beneficios. No obstante, no todos los 800.000 pequeños agricultores andinos en Perú pueden optar al fondo, necesariamente tienen bastante contacto con el mundo exterior y muchos de ellos son analfabetos.

HZPC y el CIP, junto con socios nacionales en Perú (Grupo Yanapai, INIA, SPDA) han comenzado a trabajar en un nuevo modelo para implementar prácticamente la distribución de beneficios con los agricultores custodios. El consorcio de instituciones desea impulsar a los agricultores a organizarse y representarse a sí mismos, para que se beneficien al máximo de un fondo inicial facilitado por HZPC. Para dar forma a esto, les ayudaron a poner en marcha una asociación, que ahora está desarrollando un proyecto piloto con 43 agricultores custodios. Recientemente, los agricultores gastaron su primer dinero en insumos agrícolas, educación y atención sanitaria.

Acerca del CIP

  • Fundado en 1971 como una institución de desarrollo e investigación de raíces y tubérculos suministrando soluciones sostenibles para los problemas urgentes del mundo, el hambre, la pobreza y la degradación de los recursos naturales.
  • El CIP es un centro global con sede en Lima, Perú, y con oficinas en 20 países en desarrollo de Asia, África y América Latina.
  • Tiene el banco de germoplasma más grande del mundo que posee más del 80% de los cultivares de patata y camote nativos del mundo.
  • Es miembro del CGIAR, una organización internacional formada por 15 centros dedicados a la investigación para un futuro seguro de los alimentos.

¿Lo sabía?

  • En lo alto de los Andes se ha creado "La Iniciativa Chirapaq Ñan", una red de los llamados puntos de acceso con una gran diversidad de variedades de patatas nativas que unen Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú. La idea es controlar sistemáticamente la conservación de la biodiversidad.
  • Cada año, en Perú celebran el "Día de la Papa". Llevan regalos, comida y bebidas para la "Pachamama" (Madre Tierra) para presentar sus respetos.
  • Siguiendo una antigua tradición, en algunas regiones las mujeres jóvenes tienen que aprender a pelar la "Papa de la Nuera" correctamente antes de que puedan casarse.
  • Los agricultores en los altos Andes liofilizan patata en un producto blanco como la nieve llamado "chuño o tunta". Se puede almacenar hasta 10 años.

¿Qué le parecen estas bellezas?